¿Cómo optimizar una descripción de producto para SEO y para la experiencia del usuario?

Las descripciones de producto pueden ayudarte a mejorar tu visibilidad en los buscadores. Es tan relevante como impregnar la descripción de tu producto con la voz de tu empresa para ganar la confianza y empatía de tus consumidores. De nada servirá que las imágenes de tus productos sean impecables e incluso las descripciones estén hechas para vender si los consumidores no encuentran tu marca.

El uso de palabras clave en las descripciones dirigen tráfico a tu tienda en línea. Apegarte a los requisitos que los motores de búsqueda recomiendan te ayudará a generar un contenido adecuado y optimizado.

1. Piensa en el buscador como un usuario más

Algunas empresas todavía creen que llenar sus descripciones de palabras clave hará la diferencia. Dirigen todos sus esfuerzos en redactar descripciones que atraigan a los bots, pero pierden completamente su lado humano. Algo que debes tener muy en claro es que tus compradores son personas, no robots. Y para los motores de búsqueda lo primordial es la usabilidad. Esto significa que los buscadores se preocupan por encontrar lo que verdaderamente está buscando un usuario.

Si tus descripciones se alinean con este objetivo, entonces los buscadores como Google pueden posicionarte mejor. Para lograrlo, te invitamos a hacer un ejercicio muy simple:

Redacta la descripción de tu producto tal cual pienses que está bien. Después, responde una lista de preguntas sobre tu texto:

¿Se entiende desde la primera lectura?

¿Ayuda realmente al usuario que tiene dudas?

¿Le da información detallada sobre lo que quiere conocer?

Comenzar con este enfoque te ayudará a escribir el resto de tus descripciones. La satisfacción del usuario se basa un poco en ponerte en sus zapatos y considerar lo que es mejor para él (y, por tanto, para el buscador).

2. Haz una descripción de producto breve

Los periodos de atención de las personas son breves y leen solo alrededor del 16 % de lo que está en una página. Por lo tanto, cuanto más breve sea tu descripción, mucho mejor. Recuerda: este detalle también tendrá que ver con el tipo de audiencia que tengas, pues la descripción de un traje o calzado no será la misma para un sistema de gestión de negocios. Siempre habrá productos o servicios que requieran mayor información, pero la clave está en la manera en que se presenta.

Por ejemplo, para los ingredientes o especificaciones técnicas pueden usarse viñetas; la historia o aspectos destacados deben escribirse en un solo párrafo y usar como encabezado el nombre del producto. Tener una buena estructura del texto evitará que el cliente potencial se pierda durante su proceso de compra y ayudará a los buscadores a saber cómo está jerarquizada tu información.

Si bien no hay una extensión exacta o idónea para una descripción, cada industria o sector tiene consumidores diferentes con distintas necesidades. Y precisamente en estas necesidades puedes basar tu texto.

Por ejemplo:

Un comprador que recién explota sus necesidades necesitará más tácticas de convencimiento. No sabe quién eres, qué ofreces o incluso tampoco qué es lo que necesita. La descripción de producto tiene que ser explícita para que pase al siguiente nivel. Puedes incluir videos cortos que informen del uso de tus productos para que sea todavía más sencillo conocer su valor.

En cambio, cuando un comprador ya ha identificado sus necesidades o problemas, sabe muy bien lo que busca. En esta etapa solo está comparando marcas, precios u otro detalle específico. Ya no es necesario que remarques quién eres y qué haces, lo que él necesita saber es el valor de tu producto en comparación con el de otros similares.

3. Utiliza palabras clave de cola larga

Si bien todas las palabras clave son relevantes en una optimización SEO, a la hora de crear tus descripciones de producto, las palabras clave de cola larga pueden ser particularmente útiles. ¿Por qué? Porque si bien pueden tener menor volumen de búsqueda que otras palabras clave, su tasa de conversión es más elevada, ya que estas búsquedas son más específicas.

Por ejemplo, la palabra clave “flores” tiene más de un millón de búsquedas mensuales según Ahrefs. Sin embargo, ¿cuán conveniente es intentar posicionarte en los motores de búsqueda para esa palabra clave si tienes una tienda de flores a domicilio en Madrid? Es posible que miles de clientes simplemente busquen el término porque están interesados en encontrar una imagen bonita o porque están pensando pintar un cuadro, o quizás necesitan flores pero no quieren comprarlas en Madrid. Al final, ese tentador número de búsquedas puede no ser tan útil, una vez que entiendes la intención de los clientes. Pero ¿qué ocurre con una palabra clave como “flores a domicilio Madrid”? Si bien tiene un volumen mucho menor (1600 búsquedas mensuales, según Ahrefs), la intención de búsqueda está mucho más alineada con tu negocio de flores a domicilio en Madrid, y es probable que puedas transformar esos usuarios en clientes.